Aunque México declaró la emergencia sanitaria en todo el país apenas hace unos días, desde mediados de marzo algunas escuelas ya habían suspendido sus clases físicas. Ahora, para recuperar el tiempo perdido, podría ser necesario que las próximas vacaciones de verano sean eliminadas de tajo.

De acuerdo con la iniciativa ciudadana, Mexicanos Primero, con la suspensión de clases de marzo y abril, la única manera de no afectar el próximo calendario escolar podría ser omitir los meses de asueto.

Y es que según señala el presidente de la organización, David Calderón, es muy improbable que las clases se reanuden el 1 de mayo, e incluso puede que no ocurre sino hasta finales de ese mes, pues es probable que en unas semanas más arranque la Fase 3 del Covid-19 en México.

Detalló que incluso cuando se están realizando clases en línea para continuar con el programa, esto no ocurre en todas las escuelas. Además, el calendario escolar ya se ha modificado mucho por los cambios hechos en las últimas semanas, y para reparar este daño se tendrían que coordinar varias autoridades educativas y las fechas ya no coincidirían con el inicio del ciclo escolar de las universidades; por lo tanto los chicos de media superior no podrían ingresar en tiempo a la universidad.

Con información de Forbes.