Nuestro eje de trabajo para el 2021 está enfocado en incrementar la calidad de los programas educativos, fortalecer a la Universidad y hacernos más visibles a nivel mundial; señaló la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca.

En entrevista a través de Ciudad y Poder, la rectora de la Máxima Casa de Estudios detalló que en dos semanas aproximadamente, podrán tenerse resultados alentadores de la vacuna  contra el COVID-19 que trabaja la Universidad: “estamos terminando las inmunizaciones, trabajamos con cuatro especies animales y en colaboración con el CINVESTAV en México, en una quinta especie. Los resultados son prometedores y si estos siguen así, estaremos trabajando para tener la vacuna con el grado de pureza que se requiere para empezar las pruebas en humanos”.

 García Gasca explicó que Querétaro es uno de los estados a nivel nacional con mayores contagios por COVID-19, por lo que se debe actuar con mucha precaución y agregó que los campus ubicados en Querétaro, Corregidora, San Juan del Río, El Marqués y Jalpan de Serra, continúan en semáforo rojo, debido al número de casos positivos presentados en esos municipios.

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro señaló que con la pandemia se vio una gran brecha tecnológica entre los estudiantes, por lo que decidieron apoyar con equipo de cómputo y tarjetas de datos a los alumnos, de manera que pueda evitarse la deserción y además, capacitar a los maestros en esta nueva realidad.

Por otra parte detalló que uno de los grandes problemas de las universidades, los últimos 20 años, ha sido el tema presupuestal y subrayó que el 2021 será un año de poco o nulo crecimiento  y el rubro más afectado dijo, será el de la investigación.

Apuntó que a nivel federal, los fondos van a la baja, lo que genera mucha incertidumbre; mientras que, a nivel estatal, se está haciendo todo el esfuerzo posible para que se incremente el presupuesto: “estamos trabajando en la generación de recursos propios e incentivando empresas universitarias, que nos permitan tener una dinámica diferente para la generación de recursos”.

Finalmente, la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro, Teresa García Gasca, puntualizó que el acoso es un problema muy grave en México y como universidad, están trabajando en la generación de una cultura de no violencia y la creación de protocolos de actuación: “vamos a implementar un plan de igualdad, que es la parte preventiva que justamente nos permita comprender que la violencia está normalizada, que hay acciones violentas que cometemos hombres y mujeres  y que tenemos que irlas cambiando. Este es un cambio profundo que necesita un proceso más largo”.