Después de que se presentaran 1 millón de nuevos casos en apenas 8 días, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Gheberyesus, se mostró preocupado por la crisis sanitaria del COVID-19 en el mundo.

«Sabemos que la pandemia es mucho más que una crisis sanitaria, es una crisis económica, social y, en muchos países, política. Sus efectos se sentirán durante décadas. Hicieron falta más de tres meses para llegar al primer millón de casos registrados. El último millón de contagios ha sido señalado en tan solo ocho días», declaró.

Por su parte, Tedros Adhanom incitó a los países a continuar tomando estrictas medidas de confinamiento y sana distancia, así como a prepararse para futuras pandemias que pueden ocurrir en cualquier momento.

«No sabemos dónde ni cuándo se producirá la próxima pandemia, pero sabemos que tendrá un impacto terrible sobre la vida y economía mundiales.»

Fuente: Milenio