El gobernador Francisco Domínguez Servién aseguró que regularizaran todos los anexos ubicados en la entidad, ya que de los alrededor de 90 que existen en Querétaro sólo unos cinco cuentan con certificaciones.

“He tenido dos casos: uno del municipio de Corregidora y ahora el de la capital; ahí son los municipios los que tienen que ir a actuar, a verificar licencias, a verificar todo lo que tiene que tener un anexo en cuanto a Protección Civil”, comentó el gobernador.

Asimismo aseguró que no debe existir un solo anexo que opere sólo bajo el deseo de ganar recursos, sin contar con capacidad para ayudar en la recuperación de quienes sufren una adicción e hizo hincapié en que “si no están preparados, no hay que dejarlos trabajar”.

Domínguez también se mostró a favor de que se aplique todo el peso de la ley contra aquellos que se demuestren han actuado en contra de los menores, esto al hablar de los presuntos casos de abuso denunciados en escuelas en la entidad.

“Esto, evidentemente, le toca a la Fiscalía y al Poder Judicial dar lo que tengan ellos de denuncia y… aplicar todo el peso de la ley y todo el Estado de Derecho”.

Foto por Fernando Reyes.