La gente que no está familiarizada con las actividades de los políticos o los partidos dirá que todavía es muy temprano para hablar de las elecciones del 2018 y las del 2021.

Pero los que están inmersos en esos calendarios, saben que todo proceso electoral comienza al día siguiente de las elecciones. Es otro reloj pues el que les toma el tiempo a los políticos.

¿Y cómo está Querétaro en estos tiempos? Dividido por donde se le vea.

El PAN, partido en el Poder, ya tiene precandidatos.

‘El natural’ Marcos Aguilar Vega; ‘el delfín’, Mauricio Kuri Gonzalez, y ‘el hijo pródigo’ Armando Rivera Castillejos.

Me sigue pareciendo que Ricardo Anaya Cortés no quiere ni le interesa gobernar Querétaro, aunque él mismo jamás se dará por `muerto’ en esa competencia.

La aduana de los panistas será el Senado de la República. De ahí han llegado 5 gobernadores en los últimos 36 años. Rafael Camacho Guzmán, Mariano Palacios, Enrique Burgos, Pepe Calzada y Pancho Domínguez. Los tres panistas le apostarán a quedarse con una de esas posiciones (Ricardo será senador pero por la vía plurinominal, me queda claro).

El problema es que debido a las reformas que condicionan la equidad de género en las candidaturas, solo habrá uno de dos banquillos disponibles, pues el otro será para una mujer (anoten a Mary García o a Lupita Murguía, las dos haciendo un extraordinario papel en la Cámara de Diputados). Marcos querrá llegar. Armando querrá llegar. Y Pancho querrá que Mauricio llegue a como dé lugar. La presidencia municipal (la selección en el caso de Marcos y de Mauricio) no será moneda para ellos. Sí para algún ‘Panchito’ (del gabinete) o para algún diputado local. Y eso.

En el PRI hay que decirlo: si de aquí a un año no nace una nueva figura política, están fritos. Ninguno de los candidatos o mejor dicho precandidatos del tricolor, tiene el arrastre popular, carisma o chispa, como quiera llamarle. En 2009, insistimos, si José Calzada no hubiera sido el candidato, ahorita estaríamos hablando de cuatro gubernaturas seguidas del PAN. Así de sencillo. Juan José Ruiz o se puede quitar el estigma de ‘delfín’ y genera más división que unidad en su partido. A lo más que puede aspirar es a convertirse en diputado por la vía plurinominal pues la presidencia parece muy pero muy lejos de su alcance. Braulio Guerra Urbiola, Hugo Cabrera los diputados federales buscarán llegar al senado. Lo que parece más sencillo para Braulio quien ha logrado tejer alianzas en México que pueden hacerlo parecer el más sólido de los tres diputados federales (el otro es Ángel Rojas). El que pudiera tener más el perfil de candidato a gobernador es Braulio pero necesitará hacer un gran esfuerzo para que su partido no le pese como a otros les ha pesado. En pocas palabras, el PAN va en caballo de hacienda frente a un PRI desmembrado y paralizado.

Ni el PRD ni Morena tendrán el suficiente poder y convocatoria para romper el bipartidismo e Querétaro. Se ve más sencillo que llegue un independiente a aprovecharse de lo que han dejado de hacer los partidos políticos en Querétaro.