Con más de tres mil muertes y cien mil casos confirmados de contagio, el coronavirus se ha convertido en una de las enfermedades más peligrosas de la década, y aunque no existe una cura para ella, un sacerdote de Nueva Zelanda cree tener la soliución a este problema: pagar el diezmo.

Durante su misa del pasado domingo, el líder de la Iglesia del Destino, Brian Tamaki, destacó que «Dios permite epidemias, pestes y hambrunas cuando se han alejado de él», por lo que la mejor forma de protegerse del Covid-19 es ser un buen creyente de Jesús, pero no solo eso, también es necesario pagar el diezmo.

«Satanás tiene el control a menos que seas un creyente amante de Jesús, creyente de la Biblia, lleno del Espíritu Santo y que pagues el diezmo», advirtió el sacerdote.

A decir de Tamaki, el coronavirus es una forma de castigo divino en contra da las naciones que lo están reemplazando.

«Cuando las personas eliminan a Dios, estos virus son una forma de recuperar la atención nuevamente y decir que él es el único y verdadero».

La actitud del sacerdote no solo ha sido criticada por miles de usuarios de redes sociales, incluso sus colegas religiosos se han manifestado en contra de sus declaraciones, ya que «va en contra de la creencia cristiana».

Con información de El Universal.