El asesinato de la niña Dulce Cecilia, de seis años, conmocionó a todo Querétaro, desde su desaparición hasta la captura del asesino, su primo de apenas 14 años de edad. Pero uno de los hechos que causó mayor controversia fue la participación de los padres del homicida en la ocultación del cuerpo de la niña.

Luego de que los padres del homicida encontraran el cuerpo de Dulce Cecilia en su casa, lo metieron en bolsas y lo abandonaron cerca de su casa en un intento de librar a su hijo de la condena que ya se le ha dictado.

De acuerdo con la magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), María Consuelo Rosillo Garfias, los padres del menor de edad se encuentran en prisión preventiva por delito contra respeto a los muertos por haber inhumado y exhumado los restos de la niña.

«Se llevó la audiencia en la que se analizó el delito contra respeto a los muertos, ese es el delito por el que se investiga a los padres», explicó la magistrada.

[Con información de Noticias]