Si crees que durante este invierno has sentido frío es porque no conoces la ciudad de Oymyakon, una población rusa donde se han registrado temperaturas de hasta -67° Celsius en invierno.

Esta ciudad es conocida como ‘la más fría del mundo’, algo que queda claro cuando descubres que al registrar temperaturas menores a los 60 grados bajo cero los habitantes continúan en su día a día como si nada ocurriera.

Pero aunque los habitantes de Oymyakon continúan sus vidas tranquilamente, el gobierno ruso ha emitido una alerta para la región por la abrupta caída en la temperatura, explicando que temen que el frío extremo pueda provocar averías en las infraestructuras públicas y energéticas, aumentar el número de incendios en las viviendas, causar accidentes de tráfico y dificultar el funcionamiento de los aeropuertos por la niebla.

El frío que se vive en la ciudad de Oymyakon es todo un atractivo turístico, ¿en que otra parte del mundo se te pueden congelar las pestañas mientras caminas por la calle?

[Con información de El Universal]