El yen japonés, el oro y los bonos soberanos se fortalecieron este lunes después de la última prueba nuclear de Corea del Norte y de algunos reportes que anuncian que el Pyongyang prepara otro lanzamiento de misiles, es por eso que estos activos han subido su valor hacia activos más seguros.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía un 0.75% y el índice surcoreano KOSPI bajaba un 1%. En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio perdió un 0.9%.

“Al igual que una mala película de terror, la saga de Corea del Norte intercala momentos de calma, con acciones ocasionales que te hacen saltar de tu asiento”, dijo Rob Carnell, jefe de investigación para Asia de ING.

Corea del Norte realizó el domingo su sexta y más potente prueba nuclear, que identificó como una bomba de hidrógeno avanzada para un misil de largo alcance, lo que provocó la amenaza de una respuesta militar “masiva” de Estados Unidos si se amenaza a sus aliados.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, sumaba un 0.25% a 92.583. Frente a la moneda japonesa, el dólar cedía a 109.57 yenes luego de haber caído más temprano hasta 109.22 unidades.

El euro se afirmaba un 0.3% a 1.1898 dólares, aunque los inversores se mostraban cautelosos antes de una reunión del Banco Central Europeo el jueves.

En los mercados de materias primas, el oro al contado ganaba un 0.9% a 1,337.14 dólares la onza. El crudo Brent de Londres perdía 54 centavos, a 52.21 dólares por barril, mientras que los futuros del petróleo en Estados Unidos cedían cuatro centavos, a 47.25 dólares por barril.

Con información de El Economista.