A través de su cuenta de Twitter, Adriana Salazar denunció haber ordenado un Smartphone en la tienda Sam’s Club pero haber recibido una piedra en una caja.

Se trataba de un teléfono Motorola D4 Plus, con un valor de 6 mil pesos.

Al respecto, la tienda pidió a la clienta ponerse en contacto con ellos, sin embargo hasta ahora ninguno de los involucrados en la situación ha hecho declaraciones.