Luego de que la Marina Mexicana en conjunto con la organización Sea Shepherd dieran inicio a la campaña «Operación Milagro», con la finalidad de proteger la reserva de la vaquita marina en el Mar de Cortés, la esperanza de evitar la extinción de este mamífero marino han mejorado.

Sin embargo, de acuerdo con ecologistas y residentes, puede que dichos esfuerzos se desvanezcan debido a la pesca ilegal en el llamado refugio Área de Tolerancia Cero (ATC), lugar donde se cree que viven los últimos ocho ejemplares vivos.

Cabe destacar que la principal actividad que atenta contra la vida de la vaquita marina, es la pesca ilegal, esto debido a que suelen enredarse y mueren en las redes usadas para capturar camarones, totoabas y otros peces de aleta.