La nueva variante ómicron del coronavirus presenta «un riesgo muy elevado» para el mundo, advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS), paralelamente al aumento del número de países donde ha sido detectada, una situación que ha hecho que el G7 se reúna de urgencia durante la jornada.

«Dadas las mutaciones que podrían conferirle la capacidad de escapar a una respuesta inmunitaria y darle una ventaja en términos de transmisibilidad, la probabilidad de que ómicron se extienda a nivel mundial es elevada», indicó la organización, aunque indicó que, por el momento, no se ha registrado ninguna muerte asociada a esta mutación.




Por ello, «podría haber futuros picos de Covid-19, que podrían tener consecuencias severas», agregó la OMS, en un documento técnico publicado este lunes, en el que también da consejos a las autoridades para intentar frenar su avance, aunque todavía hay muchas incógnitas sobre su virulencia y su transmisibilidad.

Ómicron fue identificada por primera vez la semana pasada en Sudáfrica.

El país ya contabilizó en las últimas semanas un rápido aumento de los contagios: el domingo hubo 2 mil 800 casos frente a los 500 de la semana parte y cerca de tres cuartas partes de los contagios señalados son de la nueva variante.




«Aunque ómicron no es clínicamente más peligrosa y que las primeras señales todavía no son alarmantes, probablemente observaremos un aumento de casos debido a la rapidez de la transmisión», dijo el epidemiólogo sudafricano Salim Abdool Karim, que pronosticó que el país alcanzará seguramente los 10 mil nuevos casos diarios de coronavirus a finales de esta semana.

Numerosos países han detectado ya casos vinculados a esta variante, desde Reino Unido a Alemania, pasando por Canadá, Holanda e Israel. Y la lista no deja de crecer, con infecciones en Portugal, Austria y Escocia señaladas este lunes.

Este lunes los ministros de Salud del G7 (Francia, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido) se reunirán «para discutir la evolución de la situación sobre ómicron», en un encuentro de urgencia en Londres, que ostenta la presidencia temporal del G7.

Sabemos que estamos en una carrera contra el tiempo», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien agregó que los fabricantes de vacunas necesitan de «dos a tres semanas» para evaluar si las vacunas existentes siguen siendo eficaces ante la nueva variante.




¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1