A poco más de una semana de haber dejado de ser presidente de los Estados Unidos, Barack Obama rompió el silencio y se pronunció sobre la situación que viven los estadounidenses y el resto del mundo ante las polémicas políticas de Donald Trump.

A través de un comunicado, el ex presidente se dijo ‘alentado’ por el compromiso social que demostraron los ciudadanos estadounidenses ante las medidas migratorias del presidente.

«Ciudadanos ejerciendo su derecho constitucional de reunión, organización y haciendo que sus voces sean escuchadas por los oficiales electos es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en peligro», reza el comunicado.

Además, el ex presidente recordó que durante su último discurso como mandatario llamó a los ciudadanos a alzar la voz ya que todos los ciudadanos son guardianes de la democracia, «no sólo durante las elecciones, sino todos los días».

Finalmente, sobre la decisión de Trump de impedir el acceso a migrantes, refugiados y visitantes de siete países musulmanes, el vocero del ex presidente, Kevin Lewis, aseguró que «el ex presidente fundamentalmente no está de acuerdo con la noción de discriminar a los individuos debido a su fe o religión».

Fuente: El Mundo.