Durante la supervisión de la obra de la refinería Dos Bocas, el Presidente Andrés Manuel López OBrador se refirió a los recientes hechos de Guadalajara y, más específicamente, a la posición que tomó el historiador Enrique Krauze, defendiendo las acciones del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

«Que bueno que se defina, nada de medias tintas, que cada quien se ubique en el lugar que corresponde. No es tiempo de simulaciones, o somos conservadores, o somos liberales. No hay medias tintas», apuntó el mandatario.

Cabe resaltar que el Presidente López Obrador sostuvo un ‘encontronazo’ con el gobernador tapatío, quien aseguró que desde el gobierno federal se impulsó que hubiera violencia en las protestas por el asesinato de Giovanni López.

«O somos conservadores o somos liberales, no hay medias tintas. Lo que decía Melchor Ocampo, aplica ahora. Decía: los liberales moderados no son más que conservadores más despiertos. Es decir, no hay para donde hacerse. O se está con la transformación o se está en contra de la transformación del país», apuntó el mandatario. «Se está por la honestidad y por limpiar a México de corrupción, o se apuesta a que se mantengan los privilegios de unos cuantos a costa del sometimiento y el empobrecimiento de la mayoría de los mexicanos.