La compañía Project Redspace presentó un nuevo pequeño vehículo eléctrico para ciudades REDS, fue diseñado para desempeñar una doble función, transportar personas y al mismo tiempo alojar sus oficinas.

La idea surge tras ver el tiempo que se pierde en el tráfico y más en las grandes ciudades, por ejemplo China que tiene 15 mega ciudades perdían horas y horas en los ebotellamientos.

Informan que el automóvil pasa por el 90% de su tiempo de vita útil detenido y pensaron «¿Por qué no convertirlo en un espacio móvil de trabajo?» Por lo que lograron poner una silla que gira 180 grados y un escritorio plegable, que lo transforma en el espacio de trabajo ideal para los viajeros.

Existe un espacio entre los asientos para obtener más espacio para las piernas y tienen movilidad dentro de la cabina. A diferencia de los coches tradicionales, las puertas se deslizan como una minivan.

Tiene tecnología de punta, en el techo se encuentra un panel solar gigante que funciona como un sistema de carga inalámbrica. Los autos alcanzan una autonomía de nivel 4, que se refiere a la automatización completa en la conducción, sin responsabilidad alguna del conductor, inclusive no es siquiera necesario que haya un conductor.

Se espera que los coches se encuentren circulando por China dentro de 2 años; aún no hay planes para traerlos al continente americano.