Un grupo de aficionados a la astronomía y a la numerología bíblica afirman que el fin del mundo será en septiembre de este año, esto debido a que el planeta Nibiru chocará contra la Tierra, un mes después del eclipse total de sol, que será el 21 de agosto.

Este supuesto planeta nace de un cuerpo celeste ficticio de la mitología babilónica que se ha utilizado para las predicciones del fin del mundo desde 1975.

Por otro lado, los científicos creen que esta teoría no puede ser posible porque no existe como tal un planeta llamado así, sin embargo seguidores de esta teoría creen que el eclipse será un preludio para el fin del mundo.

Fuente: Noticieros Televisa