Parece que toda la raza humana se ha propuesto terminar con cualquier especie animal que haya sobre la tierra, la víctima en esta ocasión será la vaquita marina; ya que la ampliación que hizo por un mes más de la veda en la pesca comercial del Alto Golfo de California, no podrá salvar a esta especie de la extinción, así lo ha dado a conocer el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés).

A través de un comunicado de prensa, los representantes de la asociación advirtieron que la única forma de proteger al mamífero marino en mayor peligro del mundo es prohibir de manera permanente el uso de redes de enmalle en su hábitat, así como utilizar una estrategia integral para lograr recuperar su población, así como la autorización inmediata del uso de artes de pesca alternativas y sustentables.

Jorge Rickards, el director general interino de WWF México advirtió que la vaquita ya no tiene tiempo, «necesita una acción integral hoy».

El Fondo Mundial para la Naturaleza en un análisis establece que la prohibición permanente para pescar con redes de enmalle es vital para proteger a la especie y asegurar que los sectores de pesca y conservación avancen en el desarrollo y adopción de artes y técnicas de pesca seguras para la vaquita marina.