Este jueves, las autoridades sanitarias de Noruega y Dinamarca anunciaron la suspensión de la aplicación de la vacuna de AstraZeneca-Oxford en su población. Esto después de que se temiera que estuvieran relacionadas con el surgimiento de coágulos sanguíneos.

De acuerdo a la agencia AFP, la decisión fue tomada primero por las autoridades de Dinamarca, quienes desde el pasado 4 de febrero anunciaron que reservarían esa vacuna en particular a personas menores de 65 años.

Horas después de que las autoridades sanitarias danesas tomaran esta decisión, las noruegas anunciaron lo propio, dejando claro que comparten el miedo de que la vacuna de AstraZeneca este relacionada con coágulos.

Esta decisión tendrá una duración de 14 días mientras la Agencia Danesa de Medicamentos hace mayores pesquisas sobre la aparición de coágulos en pacientes recién vacunados.

Cabe recordar que ya desde febrero los informes de pacientes con coágulos después de haber sido vacunados llamaron la atención de las autoridades y de la Unión Europea, lo que llevó a que varios países del bloque decidieran suspender el uso de un lote específico de dicha solución. Sin embargo, Dinamarca y Noruega son los primeros en suspender al 100% el uso de todas las vacunas de AstraZeneca.