Corea del Norte lanzó una nueva amenaza a Estados Unidos, en la cual asegura que causará «el mayor dolor y sufrimiento» a la unión americana, esto por impulsar nuevas sanciones contra el país en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a raíz del sexto test nuclear del país asiático.

Pyongyang está «preparada y dispuesta a emplear cualquiera de sus medios definitivos», advierte el comunicado, que también subraya que sus eventuales represalias «causarán a Estados Unidos el mayor dolor y sufrimiento que haya sentido a lo largo de toda su historia».

A juicio de Corea del Norte, Estados Unidos «está tratando de emplear las medidas legítimas defensivas» del régimen norcoreano como «excusa para estrangular y sofocar completamente» al país.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, calificó de «gran victoria» la última prueba atómica del país durante un banquete celebrado este sábado en Pyongyang coincidiendo con el 69 aniversario de la fundación del país.

Estados Unidos, con el apoyo de Tokio y Seúl, ha solicitado convocar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU este lunes con el fin de someter a votación una resolución con «sanciones adicionales» contra Corea del Norte por su última prueba nuclear.

La propuesta incluye la prohibición de vender petróleo a Corea del Norte, las exportaciones de textiles y el veto a los ciudadanos norcoreanos de trabajar en el exterior, lo que supone importantes ingresos para el régimen.

Con información de Excélsior.