La primera etapa de la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones ‘Juntos por la Paz’, «no se entendió», admitió el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina este miércoles.

De acuerdo con el presidente, la campaña «no pegó nada» porque fue demasiado subliminal, pero que se seguirá adelante con la segunda etapa de este proyecto.

En esta segunda etapa de la campaña se buscará exponer los efectos de las drogas y su proceso de elaboración, con lo cual se buscará detener el incremento en el consumo de las mismas.

Durante la presentación de esta segunda etapa, el presidente advirtió que el 60% de las personas que mueren diariamente en el país son los asesinados en enfrentamientos y que se encontraban bajo los efectos de la droga o el alcohol.