El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, quien hizo gran parte de su campaña política a través de las redes sociales y que cada semana causa polémica por sus mensajes en Twitter, confesó en entrevista que no le gusta tuitear.

Ante la sorpresa de todos, el próximo presidente de Estados Unidos señaló que no le gusta utilizar la red social del pajarillo azul porque «hay otras cosas que podría estar haciendo», pero que se ve forzado a utilizarla para defenderse de las noticias deshonestas que lo atacan.

«Esta es la única manera en que puedo contrarrestarlo», señaló el magnate.

Elegirá quién entra a la Casa Blanca

Pero las declaraciones del empresario no terminaron ahí, Trump también señaló que no moverá la sala de prensa fuera de la Casa Blanca, sino que elegirá personalmente a los medios que entran y los que no.

«La prensa se volvió loca, así que dije ‘No la movamos’. Pero algunas personas de la prensa no podrán entrar», precisó el republicano.

Puedes ver la entrevista completa de Trump bajo estas líneas.