Amy ‘Dolly’ Everett era una niña australiana de 14 años que desde 2009 trabajó como modelo para la marca de sombreros Akubra Hats. El pasado 3 de enero la niña se quitó la vida a causa del ciberbullying.

Aunque no se dieron detalles sobre la muerte de la menor o lo que la incitó al suicidio, su familia acusa al acoso cibernético que sufría.

A través de un comunicado, la marca de sombreros lamentó la muerte de Amy y expresó que «es inconcebible pensar en que alguien pueda sentirse tan abrumada que el suicidio sea su única opción».

De igual manera, pidió a los padres de familia hablar con sus hijos «aunque les tiemble la voz. Pongan un alto al bullying. Háganlo por Dolly».

El caso no tardó en llegar a oídos del primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, quien escribió en su cuenta de Facebook un llamado a terminar con el acoso.

Amy Everett llegó a aparecer en catálogos de la marca de sombreros, así como en comerciales de la compañía.

[Con información de Infobae]