Habíamos escuchado como eran detenidos los migrantes pero nunca habíamos visto como lo hacían, sin embargo pudimos observar como un migrante mexicano fue detenido por agentes del Servicio de Inmigración y control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), cuando iba en camino a dejar a sus hijas a sus escuelas, esto en Los Ángeles, California.

El pasado 1 de marzo, Rómulo Avelica se dio cuenta de que era seguido por un automóvil sin placas, se encontraba camino a dejar a la más pequeña de sus hijas en la Academia de Highland Park, cuando dos vehículos le cerraron el paso, de inmediato los agentes de la ICE le ordenaron descender.

De acuerdo con el testimonio de su hija mayor, Rómulo les preguntó a los oficiales el motivo por el que lo estaban deteniendo, sin embargo, sólo le pidieron que guardará silencio ya que según los oficiales tenían una orden de deportación.

Con un profundo dolor y llanto, su hija Fátima de apenas 13 años de edad tomó el teléfono móvil y captó la forma en la que los agentes se llevaban a su padre en uno de los vehículos. Mientras tanto, la esposa de Rómulo decidió no intervenir de ninguna manera para evitar la detención, ya que ella también es inmigrante y le preocupa qué pueda pasar con sus hijas.

Al final, uno de los agentes se acercó para entregarle una tarjeta donde podía comunicarse para solicitar información sobre la situación de su esposo.

«Jamás pensé que tendría que experimentar algo así y menos camino a la escuela”, dijo la pequeña Fátima en entrevista para CNN.