La señora Blanca Irene ‘N’ y su hija Guadalupe ‘N’, de quince años de edad, se dirigían a la frontera del país para que la señora pudiera someterse a un tratamiento de la vista, pero cuando llegaron a la central camionera de Hermosillo, Sonora, la joven acompañante de la señora le quitó su dinero y la abandonó ahí mismo.

«Dame la bolsa y ahorita te traigo algo de cenar», eso es lo que Guadalupe le dijo a su madre, sin embargo, nunca volvió. En la bolsa que se llevó estaban los documentos de la señora, así como 5 mil pesos que su hermano le había dado para el tratamiento.

Esta situación podría tratarse de un caso de secuestro, sin embargo, la señora Blanca Irene dijo haber visto a su hija hablando con un taxista antes de irse, y cuando lo volvió a ver, éste le dijo que la menor pagó un viaje hacia Mexicali.

En entrevista con el diario El Universal, la señora confiesa que no se encuentra muy bien de la vista, además de que es diabética, pero algunas personas le han dado dinero para ayudarla, y aunque ella quisiera pagar su viaje a Mexicali, este cuesta casi mil pesos, por lo que pide ayuda para que la ayuden a encontrar a su hija y llegar a su destino.

Con información de El Universal.