Sin que le pidieran boleto o papeles, una niña de 10 años consiguió colarse en un avión y viajar desde Moscú hasta San Petersburgo, en Rusia, donde fue rescatada por las autoridades locales.

Se trata de una menor de edad rusa que logró infiltrarse entre los pasajeros que abordaban un vuelo de Moscú a San Petersburgo, en Rusia, y abordó el avión como si fuera cualquier cosa.

Al parecer, la niña habría conseguido eludir la seguridad y que le pidieran sus documentos y boleto al aparentar estar junto a una familia que tenía varios hijos, de la cual se separó poco después.

Fue hasta después de llegar a San Petersburgo que la policía local notó que se encontraba deambulando sola, por lo que acudieron en su ayuda, solo para escuchar la increíble historia de la pequeña polizonte.

Al respecto, el ombudsman de los derechos infantiles en Rusia, Pavel Astakhov, lamentó la situación y dijo que este incidente «envía una seria advertencia» sobre la falta de seguridad en los aeropuertos.