‘Netflix and Chill’ es un término que se refiere a invitar a alguien a ver algo en Netflix y mantener relaciones sexuales, sin embargo, cada vez son más personas las que dedican su tiempo a ver series y películas en Netflix sin llegar a consumar el acto sexual.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Lancaster, en Reino Unido, las parejas han cambiado sus hábitos sexuales por pasar más tiempo conectados a internet y disfrutar de contenido multimedia.

El estudio detalla que en los horarios nocturnos los habitantes de aquél país optan por permanecer conectados a internet en lugar de alimentar su vida sexual, tan es así que se re0gistró que la hora pico de mayor consumo de energía eléctrica ocurre ahora entre las 22:00 y las 23:00 horas.

A partir de los testimonios de los propios participantes en el estudio, y el análisis de los datos; la Universidad afirma que las parejas utilizan dispositivos como tablets, smartphones y portátiles para ver en la cama por streaming algún contenido prolongado, como películas y series de TV, antes de dormir.

Esta no es la primera ocasión en la que un estudio revela algo similar, en 2016 la Universidad de Cambridge concluyó que las parejas cada vez tienen menos sexo, pero consumen más contenidos juntos en plataformas como Netflix.

Estos estudios no solo aplican en los países en los que se realizaron, sino que también tienen resultados similares en otros países.

[Con información de FayerWayer]