La reconversión industrial se está demostrando que es una realidad a nivel mundial. Las nuevas tecnologías han cambiado por completo el escenario diario en todos los campos, lo que urge a dar respuesta a este nuevo contexto internacional por parte de todas las autoridades, empresas y demás entes.

España en un caso muy particular a nivel mundial, que por su estructura empresarial necesita como el comer la implantación de nuevas industrias que sea fuente de riqueza y empleo. La tecnología debe ser el nuevo vehículo de esta reconversión, ya que son muchos los campos que se han creado en los últimos tiempos y que no existían hace tan solo una década. Las empresas dedicadas a actividades de esta naturaleza buscan emplazamientos en los que asentar sus ejes de negocio e instaurar una red de empleo y fabricación.

En este sentido, el sector del juego es uno de los que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos tiempos, debido en gran medida, en su salto al mercado online. Por ello, son muchas las plataformas que ofertan productos de entretenimiento de este tipo, las que buscan un lugar en las que establecer su sede social.

Son muchos los lugares dentro de la geografía española que soñarían con que algunas de estas compañías eligieran sus terrenos para seguir desarrollando esta actividad. Para conseguir llamar la atención de los dirigentes de estas empresas encargados de la toma de decisiones, se deben realizar diferentes actuaciones por parte de las autoridades de la zona interesada, para ofrecer ventajas claras y nítidas con respecto a otros lugares.

Ceuta abandera gaming en España

En los últimos tiempos, parece confirmarse que Ceuta será la abanderada española del sector gaming, como confirma también la reciente llegada de un popular operador de juego online como 888. En total serán 606.000 euros los que se destinarán al Plan de Desarrollo Digital en la Ciudad Autónoma. Un presupuesto que pone a las claras la intención que tienen todas las autoridades ceutíes en que su urbe inicie una alternativa industrial con futuro que sea fuente de empleo y riqueza.

Los datos de paro en la zona no dejan lugar a la duda acerca de la necesidad de que nuevas fuentes de empleo se ubiquen en este territorio. De no ser así, las nuevas generaciones deberán seguir cambiando de aires como están haciendo hasta el momento, para conseguir una oportunidad laboral que les permita progresar en la vida.

Ceuta puede ser el ejemplo de otras Comunidades Autónomas a la hora de ser firmes en la determinación de generar expectativas de empleo. Navarra comenzó a dar pasos adelante en la construcción de un entramado tecnológico que puede ser alternativa a las opciones industriales tradicionales y que en este momento no pasan por su mejor momento.