Agentes de Patrulla Fronteriza descubrieron recientemente un sistema de catapulta, el cual se encontraba colgado en el muro fronterizo, y era utilizado por presuntos narcotraficantes para lanzar al menos dos bultos de unos 10 kilogramos de mariguana por encima de la línea Internacional, entre Sonora y Arizona.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), detalló en un comunicado de prensa que el pasado viernes 10 de febrero, agentes del Sector de Tucson se encontraban patrullando el muro al Este entre las ciudades de Douglas en Arizona y Agua Prieta en Sonora, cuando vieron varias personas actuando de una manera bastante sospechosa quienes huyeron hacia territorio nacional.

Sin embargo, del lado norteamericano fueron encontrados dos bultos con un peso total de 47 libras, los cuales contenían mariguana, por lo que solicitaron el apoyo de la Policía Federal y el Ejército Mexicano quienes desmantelaron el sistema de propulsión que estaba pegado al muro fronterizo.

Según los registros del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y la Dirección de Lucha contra las Drogas (DEA) la región fronteriza entre Sonora y Arizona es uno de los principales corredores para el tráfico de estupefacientes utilizado por los grupos del crimen organizado, principalmente por el sector de Tucson.