En el marco del Día de la Bastilla que se celebra en Francia este 14 de julio, el presidente Emmanuel Macron señaló en un discurso junto al mandatario estadounidense, Donald Trump, que ambas naciones siempre serán grandes aliados, y que «nada separará jamás» a Francia y Estados Unidos.

Durante el desfile militar en los Campos Elíseos, el mandatario francés destacó que a lo largo de la historia del país ha encontrado en Estados Unidos un aliado sólido y un amigo que está ahí para ayudarlos cuando lo necesitan.

«La presencia a mi lado hoy del presidente de Estados Unidos, el señor Donald Trump, y de su esposa, es la muestra de una amistad que atraviesa el tiempo y quiero darles las gracias, gracias a Estados Unidos por la decisión que tomaron hace cien años», expresó Macron.

Fuente: Milenio