La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera total temporal, obras y actividades en un predio ejidal del municipio de La Corregidora, ya que mediante el uso de maquinaria pesada se realizó la remoción de vegetación forestal afectando una superficie de 22 mil metros cuadrados.

Durante el recorrido en el Ejido Los Ángeles se observó la remoción de vegetación forestal propia de matorral Crasicaule, con una superficie afectada de 22 mil metros cuadrados, que forman parte del entorno ecológico de una zona semiárida, donde prevalecen especies de vegetación forestal de Nopales y Cardones, así como ejemplares diversos de vida silvestre animal y vegetal.

En caso de que los representantes del Ejido Los Ángeles, del municipio de La Corregidora, en el estado de Querétaro, no presenten la autorización correspondiente, podrán hacerse acreedores a una multa que va de las 100 hasta 20,000 Unidades de Medida y Actualización vigentes.