El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, confirmó a través de su cuenta de Twitter el primer lamentable fallecimiento de un paciente con COVID-19 en la entidad.

El occiso tenía 58 años de edad, de acuerdo a lo informado por el Gobernador.