Esta es la región más rica en biodiversidad de América del Norte, sin embargo, son muchos los peligros que amenazan el equilibrio de la reserva y el peor de ellos es sin duda alguna, el hombre. Incendios, tala ilegal, disputas por la tenencia de la tierra y el tráfico de especies silvestres son los principales riesgos.

Una parte de la reserva aún se encuentra en un gran estado de conservación y en los últimos años se han redoblado los esfuerzos para tratar de frenar el deterioro de esta reserva.

El animal insignia de la región es sin duda alguna el jaguar, que por su limitado número de ejemplares y su actividad nocturna, rara vez se deja ver. Otros animales que podemos encontrar aquí son la guacamaya roja, el águila harpía (en grave peligro de extinción) y el tapir.

Selva Lacandona

Al sur de esta reserva, la cual se encuentra cruzando el río Lacantún, puedes encontrar el parque ecológico «Las Guacamayas», con 17 cabañas lujosas, entre ellas una suite presidencial. Este proyecto de ecoturismo empezó en 1976, cuando un grupo de agricultores oaxaqueños se asentó en una propiedad comunal donde construyeron su pueblo.

Puedes dormir en este parque ecológico, estas 17 cabañas se agrupan en torno a varias áreas comunes, como el restaurante y la torre para el alistamiento de aves. Todas estás construcciones son de madera con techos de palma, a la manera tradicional de la región. En este parque cuentan con un corral con venados de cola blanca y un jardín de orquídeas.

Además, los recorridos para avistar guacamayas son algo imperdible, también te ofrecen recorridos en lancha por el río Lacantún, paseos a caballo, tiro con arco, rappel y visitas a las comunidades cercanas. Pero también tienes que reservar un poco de tiempo para disfrutar de las cabañas con hamacas y las vistas al río y a la selva.

Selva Lacandona

El parque se encuentra en el domicilio conocido como Reforma Agraria, Marqués de Comillas, Chiapas. Puedes visitar su página de internet: http://www.turismochiapas.gob.mx/sectur/index.php.