La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México ha dado un nuevo paso en la investigación de la muerte de la modelo colombiana Stephanie Magón.

De acuerdo con El Universal, los resultados de la necropsia de la modelo, así como el análisis de mecánica de hechos y de lesiones descartan que haya sido golpeada o agredida sexualmente. Se descartó también que hubiera «señales de lucha, forcejeo, defensa y sometimiento» en el domicilio.

Así, la conclusión técnica que ha dado la PGJ para la muerte de la modelo señala que la mujer cayó del cuarto piso donde vivía en un inmueble de la colonia Nápoles.

No obstante, la investigación de su muerte continuará debido a que el cuerpo de la joven fue encontrado desnudo en medio de la calle, una situación atípica.

Apenas este martes, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Édgar Elías Azar, señaló que la modelo falleció tras ser golpeada hasta la muerte. De hecho, detallaron que la necropsia reveló que la modelo había muerto «por diversas alteraciones viscerales y tisulares, causadas en los órganos interesados por conjunto de traumatismos clasificados como mortales».

El cuerpo de la modelo presentaba múltiples traumatismos de tipo equimótico y escririativo en diferentes partes del cuerpo, heridas por contusión y fractura en la mandíbula.