Después de que circulara un video en redes sociales donde entrevistan a Julio César Ramírez Argüello, secretario de Salud de Queretaro, y dijera que se callaron el número de camas de hospital con el fin de que contagiados de la CDMX no llegaran a Querétaro, el funcionario ofreció una disculpa pública.

«Ofrezco una disculpa si fui impreciso en mis palabras o di lugar a que se malinterpretaran. Aclaro puntualmente: en Querétaro nunca se ha negado la atención por Covid-19. Lo que sí hemos hecho es actuar con plena responsabilidad técnica y jurídica. La infraestructura hospitalaria es suficiente y acorde a la realidad del estado. Todo paciente que ha requerido atención médica hospitalaria en Querétaro, la ha recibido».

De igual manera, Ramírez Argüello declaró que el pasado 30 de junio se atendió a gente foránea en el estado y tampoco se le ha negado la información a otros estados ni a la federación para que los servicios de salud no se saturen.

¿Le creen?