A causa de las elevadas tarifas, un mal servicio y unidades en mal estado, poco a poco los tradicionales taxis amarillos han sido desplazados en todo el mundo por servicios ejecutivos como Cabify y Uber, pero este último ha causado polémica en casi todo el mundo por diversos motivos, y México no es la excepción.

En Querétaro, Uber es una de las aplicaciones móviles que no se encuentran autorizadas por el Instituto Queretano del Transporte (IQT), cuestión que no ha impedido que diariamente cientos de personas la utilicen para trasladarse a sus destinos.

Pero la presencia de Uber y otras aplicaciones similares en la entidad ha provocado que algunos operadores de taxi se molesten por la competencia ‘pirata’. Las quejas se convirtieron en manifestaciones, y este martes las manifestaciones crecieron y se convirtieron en agresiones en contra de operadores de aplicaciones de taxis ejecutivos. Esto fue la gota que derramó el vaso para miles de personas.

En respuesta a la agresión, no solo las redes sociales se llenaron de quejas y memes contra los operadores de taxis, también se creó una petición en el portal de internet Change.Org. Esta petición tiene por nombre «No queremos Taxis Amarillos en Querétaro», y en menos de 24 horas ha logrado reunir más de 25 mil firmas.

«La ciudadanía que firmemos esta petición exigimos que esta persecución termine ya que nosotros somos libres de poder hacer la elección de que aplicación usar para transportamos por el estado y la ciudad de Querétaro», señala la petición, la cual también critica que los operadores de taxis tradicionales se niegan a utilizar la aplicación que sirve como taxímetro, inflan las tarifas, no tienen unidades adecuadas y carecen de una atención al cliente apropiada en muchos de los casos.