“A las ocho de la mañana, el Gobierno de Estados Unidos comunico al Gobierno de México que el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos De América (DHS por sus siglas en ingles) tiene la intención de implementar una sección de su ley migratoria que le permitiría devolver a extranjeros, no mexicanos, a nuestro país para que aguarden aqui el desarrollo de su proceso migratorio en Estados Unidos”, afirmó la SRE (Secretaria de Relaciones Exteriores). 

México a decidido que protegerá a los migrantes, en especial a los menores de edad. 

“Las acciones que tomen los gobiernos de México y de Estados Unidos no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en transito a solicitar asilo en México. Están dirigidas a facilitar el seguimiento de las solicitudes de asilo en los Estados Unidos, sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera deberá observar la Ley mientras se encuentre en territorio nacional”, concluyeron en su comunicado de prensa.