A pesar de que el gobierno mexicano asegura haber previsto la contingencia por el Covid-19 desde que se dio a conocer su existencia, ahora se da a conocer que vendió a China una gran cantidad de cubrebocas que ahora le está comprando de vuelta hasta a 30 veces su costo.

En entrevista para ‘The Economist’, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que cuando la epidemia comenzaba a cobrar fuerza en China, México le vendió a China «una gran cantidad de mascarillas», algo de lo que se arrepiente profundamente pues no hubo una consideración de la necesidad que tendría nuestro país más adelante.

«En retrospectiva, tal vez debimos haberlo hecho. No lo hicimos. No hubo una consideración como ‘tenemos que hacerlo’ y, de hecho, China tenía la necesidad, China tenía el poder, es decir, de localizar los suministros», explica López-Gatell.

Pero a pesar de esto, advierte que de no haber vendido las mascarillas en ese entonces, «hubiera afectado completamente la dinámica social, económica y política».

Con información de El Informador.