El gobierno mexicano a cuadriplicado la compra de armamento, se señala que el incremento se debe a la guerra del gobierno contra los cárteles de la droga.

Los artículos militares en México crecieron un 331% en el periodo del 2011-2015.

La compra de artículos va desde transporte aéreo, patrullas de control marítimo, fragatas de combate, aviones de ataque, helicópteros de asalto, vehículos blindados.

Se han adquirido cuatro aviones turbohélice de transporte táctico y de patrullaje naval, cinco versión C-295 y cuatro tipo CN-325, diecisiete helicópteros «Eurocopter 725», diez helicópteros de desplazamiento de tropas, cuatro sistemas de control Orion 25X, cuatro cañones navales, veinticinco aviones de entrenamiento, dos radares aéreos, , rifles de asalto, lanzagranadas, equipos de visión nocturna, intercepción de comunicaciones, tres helicópteros con misiles y licencias para la adquisición de dos vehículos aéreos para misiones de inteligencia.

A nivel global la transferencia de armas creció un 14%.