Los mexicanos que solicitaron asilo en Estados Unidos después de noviembre de 2019, podrían ser enviados a Guatemala, de acuerdo a un documento circulado por la oficina migratoria del país del norte y que fue revisado por la Agencia Reuters.

Lo anterior, en el marco del acuerdo migratorio que firmó Washington con Ciudad de Guatemala, en donde se imponen condiciones similares a las de «tercer país seguro». La Casa Blanca ha logrado acuerdos similares en México y Honduras.

De acuerdo a la agencia Reuters, el pasado 4 de enero se enviaron una serie de guías a los funcionarios del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, donde se indica que a partir de ese día, los mexicanos solicitantes de asilo serán incluidos entre los grupos «susceptibles» a ser enviados a un «tercer país seguro» mientras se da respuesta a la solicitud de asilo, proceso que puede tardar varios años.

Esta medida, parte importante de la política anti-migratoria de Washington, se da derivado de que la oficina de Estados Unidos que atiende las solicitudes de asilo no se da abasto. De igual forma, la actual política impulsada por la Casa Blanca intenta impedir que sigan llegando estas solicitudes.

Grupos pro-migrantes han denunciado la medida, señalando que en Guatemala, México y otros «terceros países seguros», los solicitantes corren riesgo de ser víctimas de un crimen.

Con información de Excelsior