Las fiestas decembrinas son la ocasión perfecta para disfrutar de una posada con los seres queridos, acompañados del calor de una taza de ponche y por qué no, de una cerveza.

Así es, a pesar de ser conocida como una bebida refrescante, el consumo de cerveza en casa registra niveles muy altos en el mes de diciembre en comparación con los otros meses del año.

“Hace frío, sin embargo, también las bebidas alcohólicas crecen. El mejor mes para la cerveza para su consumo en el hogar es diciembre, en el que se venden más. Inclusive hemos visto este comportamiento en años que tienen un verano muy caluroso o en años en que hay mundial”, indicó Marianna Vargas, gerente de Comunicación y Marketing de Kantar.

De acuerdo con la consultora con datos a 2018, el doceavo mes del año representa el segundo de mayor promedio de gasto de los hogares en esta bebida refrescante, concentrando el 11% total del consumo anual.

Esta cifra es mayor incluso que en épocas como el mundial de futbol. El año pasado, la consultora reportó que en junio del año pasado el máximo que se alcanzó fue de 9% del gasto anual de cerveza.

Al cierre de 2018, el gasto promedio en cerveza por hogar fue de 214.89 pesos, mientras que en junio este monto fue de 209.80 pesos. El último mes del año apenas fue superado por marzo, cuando el gasto promedio alcanzó los 214.96 pesos.

Además, marzo, septiembre y diciembre son los meses en que la mayor proporción de hogares estudiados adquirieron cerveza, con un 28.6%, según cifras de la consultora.

Kantar encuesta semanalmente 8,500 hogares a nivel nacional, con enfoque principal en los productos de la canasta básica, ropa y zapatos.