El pasado mes de enero Donald Trump asumió el cargo como presidente de los Estados Unidos, tras lo cual se mudó a la residencia presidencial, la Casa Blanca; sin embargo, la primera dama, Melania Trump, no lo acompañó en la mudanza y actualmente sigue viviendo en la Torre Trump de Nueva York.

El motivo por el que la primera dama permanece en Nueva York es que quiere acompañar a su hijo Barron, de 11 años hasta el próximo verano, cuando termine su año escolar y ambos puedan mudarse a la residencia presidencial.

A pesar de esto, más de medio millón de personas han firmado una petición online en la plataforma Change.org para que la primera dama se vaya de Nueva York, ¿Por qué? Porque su estancia en la ciudad representa un gran gasto del presupuesto.

Según dio a conocer el jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, el pasado mes de febrero, el gasto en seguridad para proteger a la primera dama y a su hijo en la ciudad es de entre 127 y 146 mil dólares diarios, es decir, 4.5 millones de dólares al año.

«El contribuyente estadounidense está pagando una cantidad exorbitante de dinero para proteger a la primera dama en la Torre Trump», advierte la petición en línea. «Como ayuda para aliviar la deuda nacional, este gasto no produce resultados positivos para la nación y debe ser eliminado», agrega.

En tan solo un par de semanas, la petición en línea cuenta ya con más de 500 mil firmas del millón que busca alcanzar.

Fuente: Milenio