La historia de Valentina es una historia increíble, ya que esta pequeña logró sobrevivir a la prematurez extrema en la que nació con el esfuerzo y dedicación de médicos del Hospital General Regional 110 del IMSS, en Jalisco.

El IMSS dio a conocer que la pequeña, nació con 25 semanas de gestación, lo cual equivale a un poco más de seis meses, pesando 400 gramos y midiendo 31 centímetros, por lo que es considerada la primera bebé sobreviviente en condición de nacimiento prematuro extremo.

Para sobrevivir, la bebé vivió durante 124 días bajo los cuidados de médicos y enfermeras hasta superar los dos kilogramos de peso, cuando fue dada de alta. Actualmente la pequeña cumplirá siete meses de edad y ya alcanza los 4.5 kilogramos.

Guadalupe Sánchez, madre de Valentina, recordó  las complicaciones que se le presentaron ante el embarazo. La madre de Valentina declaró que el 14 de febrero comenzó con problemas cuando se rompió la fuente, por lo que de inmediato acudió al Hospital General Regional 45 “Ayala” del IMSS.

En ese momento los médicos le informaron que era inminente la interrupción del embarazo y que por la edad gestacional, las probabilidades de que su pequeña sobreviviera, eran prácticamente nulas.

En sus primeras horas de vida, la bebé  empezó a manifestar evidencias de la principal complicación de todo prematuro: la insuficiencia pulmonar. A este padecimiento se sumó una enterocolitis necrosante, problema intestinal muy grave que, entre otras consecuencias, inhibe la adecuada nutrición del bebé; también tuvo una retinopatía, que fue operada; presentó colapso, hemorragia pulmonar y perforación de su intestino.

Para la doctora Flores Valentina realmente es una guerrera. La pediatra aseguró que los esfuerzos médicos no habrían tenido resultados sin la fortaleza y el deseo de Valentina para sobrevivir.

Con información de Excélsior.