La Secretaría del Desarrollo Social quedó marcada para devolver o aclarar dónde se invirtieron 284 millones de pesos durante la administración pasada, específicamente cuando José Antonio Meade sustituyó a Rosario Robles el 28 de agosto de 2015, y Luis Miranda Nava, en enero de 2018.

De acuerdo con reportes, dicho dinero se invirtió en pagar a beneficiarios, mismos que ya habían fallecido, o en obras que no tienen registro documental de si quiera haberse llevado a cabo.

Es importante mencionar que, de las 12 auditorías realizadas a la institución durante esos años, 285.1 millones de pesos fueron señalados como ‘perdidos’, de los cuales únicamente 300 mil se pudieron recuperar, sin embargo, no se presentó una denuncia penal en las irregularidades presentadas por los funcionarios.

Fuente: MILENIO