Lo importante de la vida según muchas personas, es amar lo que haces, y dar todo por ello, sacrificar lo más preciado que tengas por ello. El actor Matthew McCanaughey es una de estas personas, ya que para tener que tomar el papel de la nueva película «Gold» en la que participará tenía que aumentar de peso considerablemente.

Durante la película «Dallas Buyers Club», el artista tuvo que bajar considerablemente de peso para asemejar el aspecto de un enfermo de sida, perdiendo hasta 4 kilos a la semana.

Esta vez hizo lo contrario, tras dietas que incluían desayunar hamburguesas y cerveza el artista ha aumentado unos considerables 23 kilos, además de ello Matthew tuvo que lucir calva ficticia y cambiar su dentadura.

Fuente: Noticias Terra