El motivo por el que el Partido Revolucionario Institucional perdió cuatro gubernaturas en las pasadas elecciones estaría relacionado directamente con la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto de legalizar los matrimonios igualitarios en México.

De acuerdo con el presidente del Centro de Estudios para el Desarrollo de México, Francisco Labastida Ochoa, la culpa no recae en el presidente, sino en el secretario de Gobierno, Miguel Ángel Osorio Chong, «si yo fuera secretario, si a mí me hubiera pedido el presidente que firmara algo de eso, hubiera preferido presentar mi renuncia», dijo en entrevista el ex gobernador sinaloense.

La propuesta del mandatario nacional establece «que los matrimonios se realicen sin discriminación por motivos de origen étnico o nacional, de discapacidades, de condición social, de condiciones de salud, de religión, de género o preferencias sexuales», y fue recibida tanto con opiniones positivas como negativas.