• Se presume negligencia por parte de la dueña del lugar.
  • Familia pide justicia #JusticiaParaDrako

El pasado 17 de mayo, Marianne Matamoros llevó a su mascota “Drako” a la Escuela de Estética Canina “Cannis” para que le realizaran un baño; sin embargo, durante la atención a la mascota, se suscitaron problemas que más tarde, se presume, tendrían relación con la muerte de la mascota al día siguiente.

Marianne Matamoros ha denunciado en redes sociales que durante el baño, la mascota estaba inquieta y al hacerlo notar a la dueña del lugar, Saray N., esta no le dio importancia y continuó con el procedimiento sin hacer caso a las súplicas de la dueña de “Drako” de parar en ese momento.

Al día siguiente, Marianne Matamoros encontró a su mascota “Drako” sin vida, por lo cual solicitó el servicio de un médico veterinario, quien le hizo saber que posiblemente se trataría de un problema cardiaco causado por el estrés del día anterior y que si hubieran detenido el procedimiento, quizás “Drako” estaría con vida.

La dueña de “Drako” al intentar comunicarse con la encargada se topó con pared, pues Saray N., recalcó que no se hace responsable por este tipo de situaciones, ya que su servicio lo hace gratis.

Hoy la familia de “Drako”, pide justicia para su mascota, pues aseguran que todavía faltaba mucho tiempo y amor para darle a su cariñoso Husky de tan solo 9 años de edad.