El sistema de percepciones del Poder Judicial es bastante generoso y le ha permitido a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ver un incremento del 30% en sus ingresos anuales, esto debido a las gratificaciones, estímulos y prestaciones que reciben.

Después de consultar el Anexo Analítico de Plazas y Remuneraciones de presupuestos para este 2017, los magistrados recibirán este año cerca de 6 millones 766 mil pesos, pero después de pagar los impuestos pertinentes la suma quedará en un total de 4 millones 564 mil pesos, lo cual es un poco menos que el año pasado (29 mil pesos menos).

Por su parte el Presidente, Enrique Peña Nieto, tendrá ingresos (después de descontar los impuestos) por 2 millones 249 mil pesos.

Pero entonces aquí hay algo mal, ya que el artículo seis de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos señala lo siguiente: «ningún servidor público de los sujetos obligados por la presente ley puede recibir una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación». Lo cual quiere decir en palabras simples y sencillas que nadie puede ganar más que el Presidente de la República.

Entonces procedamos a analizar porqué los magistrados ganan más que el Presidente de la República; en el sistema de percepciones del Poder Judicial tiene en consideración 37 conceptos que conforman el total de ingresos monetarios, prestaciones y beneficios para todos aquellos que laboran en el tribunal electoral, algunos de estos conceptos son sólo para el personal del mando como lo son los magistrados y otros diferentes para el operativo.

Entre estos apoyos destacan: anteojos, prestaciones «en beneficio de la economía», para «mejorar la calidad de vida individual a familiar», para «fomentar la cultura del ahorro», ayuda de gastos funerarios, estímulos por antigüedad, por jubilación, licencia pre jubilatoria, despensa, ayuda por jornadas electorales, apoyos a la capacitación o ayuda al personal operativo.

Estos apoyos aplican para todos los trabajadores del tribunal electoral, sin embargo, los magistrados obtienen otros beneficios previstos por la ley, como lo son: vacaciones, prima vacacional, prestaciones de seguridad social y algunos otros como la posibilidad de tener tres seguros: uno de vida institucional, otro de gastos médicos mayores y uno de separación individualizado.

Sin embargo, a pesar de los datos públicos que se tienen, hay poca claridad sobre los ingresos reales de los magistrados y funcionarios del tribunal electoral. ¿Pero a qué se debe esto? Esto sucede porque al no estandarizarse su presentación, no siempre coinciden con el manual referido, en esto caso el Analítico de plazas del Presupuesto 2017 del PJF y el portal de obligaciones de transparencia del TEPJF.