Este lunes, fueron sepultados los cuerpos de 8 hombres que murieron acribillados el pasado viernes en la sierra de San Ignacio. José Luis Gamboa Vega fue sepultado en La Cruz de Elota; Salomé Cebreros en Ajoya; Maurilio Fonseca Mariscal en la cabecera municipal, mientras que Héctor y Saúl Gamboa Nevárez, Adán Alfredo y Gabriel Robledo quedaron en el panteón de la comunidad de La Caña, de donde eran originarios.

La madre de dos de ellos, y como muchas madres más, se desató en llanto, los gritos de dolor al reconocer los cuerpos de sus hijos “Héctor y Saul” no eran para menor, pues les habían arrebatado prácticamente dos partes indispensables de su vida, y su único delito fue haber pasado por ese lugar a la hora equivocada.

blabla2
La vida de las familias de esta zona serrana han ocasionado el abandono de pueblos, mismo que se encuentran por decenas en los últimos abonos.
El Guayabo, Los Tepehuajes, Techoquelite y El Espíritu, además decenas de familias de San Juan han decidido iniciar el éxodo obligados por la inseguridad y la violencia.