Este domingo el moderado Emmanuel Macron asumió la presidencia francesa y ofreció su primer discurso como mandatario del país europeo.

En su mensaje, Macron aseguró que los franceses han apostado por «la esperanza y el poder de conquista».

«El mundo y Europa necesitan más que nunca a Francia, una Francia fuerte que lleve alta la voz de la libertad y de la solidaridad, de una Francia que sepa inventar el futuro», mencionó en su discurso.

De acuerdo con el propio presidente, durante su mandato sus dos prioridades serán «devolver a los franceses la confianza en ellos mismos» y hacerles ver que el país puede y se convertirá en una de «las grandes potencias del siglo XXI».

Macron rindió homenaje a los presidentes que le precedieron en la V República y se despidió personalmente de su predecesor, Francois Hollande, de quien destacó que «fue precursor con el acuerdo de París sobre el clima y protegiendo a los franceses en un mundo golpeado por el terrorismo».

Fuente: El Universal