La campeona de la UFC, Miesha Tate, se convirtió en la heroína de una niña de 6 años de edad que se había caído y roto su brazo cerca de la cima de una montaña en Nevada, Estados Unidos.

La luchadora realizaba una caminata cerca de las cataratas Mar Jane, a alrededor de 70 kilómetros de Las Vegas, cuando se encontró con una mujer y su hija, Kai, quien habría roto su brazo después de sufrir una caída en el sendero rocoso.

Tate, de 30 años, se detuvo al ver a la mujer y la niña y se ofreció a bajarla en sus brazos al considerar que una campeona de artes marciales es una mejor opción para cargar a una niña que una mujer promedio.

«La madre le preguntó a su hija de 6 años si prefería que la cargara ella o yo, sin dudarlo (para mi sorpresa) ella respondió ‘quiero que ELLA me cargue’, nos reímos», confiesa Tate en su cuenta de Facebook.

Desde la cima de la montaña hasta la base es una distancia de poco más de 3 kilómetros, misma que Tate caminó con la niña en brazos. Una vez en la base, la niña fue atendida por los equipos de emergencias.

Su publicación se ha vuelto viral en las redes sociales, donde se ha compartico cientos de veces y ha recibido más de mil comentarios.